¿Cuidarse es un sacrificio? Cómo cuidarse mejor

Quiero compartir las cosas útiles que voy aprendiendo para el cuidado de nuestro cuerpo. Intentaré sintetizar toda la información para que llegue clara y directa 🙂.

Cuando nuestro cuerpo no acompaña, nuestra mente se ve perjudicada. Cuando no nos vemos bien, nuestra mente juega un papel que muchas veces no es el adecuado. No podemos pensar con claridad porque una parte de nuestros pensamientos siempre se dirige al mismo lado negativo. Es entonces cuando nos auto criticamos y se convierte en un círculo vicioso del que es difícil salir.

Si pensamos en los beneficios que comporta alimentarse un poco mejor está claro cual es la opción que más nos conviene, pero, ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar? la respuesta es Hábitos.

Los estudios dicen que necesitamos aproximadamente unos 30 días para adquirir un hábito bien consolidado.

Siguiendo ese principio y el del Kaizen, que es el proceso de la mejora continua basado en acciones simples, propongo un ejercicio:

  • Añade algún alimento saludable a tus comidas o cámbialo por alguno que no te haga bien.
  • Haz ejercicio cada día aunque sean 2 minutos. 10, sentadillas. Lo que sea. Si puede ser a la misma hora y aumenta la rutina poco a poco.
  • Intenta cambiar sólo un hábito a la vez.

Se ha comprobado que al cerebro le gustan las rutinas. Nuestro sistema es un poco primitivo, al cerebro le gusta saber que va a pasar. Si tú añades unas rutinas saludables tu cuerpo y mente lo notarán, sólo pruébalo. Tómalo como un reto si quieres 🙂

Lo mismo pasa con las rutinas negativas, si comemos un donut cada día, nuestro cuerpo reclamará eso, no lo dudes jeje. No te enfoques en lo que no puedes comer o lo que no debes, piensa en lo que sí puedes y en lo que hace que tu cuerpo se sienta bien. Tu cuerpo eres tu. Yo seguí comiendo galletas de chocolate 😛 pero menos, y evitándolas después del atardecer. Puedo decir por experiencia propia que seguido estos pasos y se nota, al pasar una semana cada día te ves mejor. Es una mejora que nunca termina, además natural y que perdura. A día de hoy he incrementado mi ejercicio a 10 minutos cada día y como mucho más sano.

Cuando sanas tu cuerpo se vuelve sabio y te avisa cuando tiene suficiente comida, cuando se descontrola pierdes el poder. ¡Toma lo que es tuyo!

 

 

Aquí tenéis un vídeo que lo explica muy bien:

Canal macrobiótica Zen

 

¡Compartir es amar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.