El arte de ser uno mismo – No te pierdas en las apariencias

Hemos dicho y escuchado la frase «sé tú mismo» millones de veces, pero ¿Sabemos lo que quiere decir realmente?, ¿Qué pasa si alguien es un poco desagradable con otras personas? ¿Está bien que siga siendo desagradable? ¿Qué hay de aquellos que temen relacionarse con los demás, está bien que se aíslen porque son así?

A veces nos perdemos en las apariencias. La persona que es desagradable con los demás o la persona que tiene miedo de las situaciones sociales, en realidad no son ellos mismos, su verdadero yo está basado en el miedo y a los muros que han creado para protegerse.

Creo que la forma en la que nos relacionamos e interactuamos con los demás cuando somos pequeños condiciona en gran medida a la asimilación de diferentes comportamientos que determinarán nuestra manera de comunicarnos. Un niño o niña que haya sentido rechazo o miedo a expresarse por lo que los demás pensarán, actuará de forma mucho más introvertida. Esto me hace pensar en si realmente nacemos con la preferencia a la introversión o extraversión, o ésta se crea a medida que avanzamos en nuestras interacciones con los demás.

Entonces, ¿Cuál es nuestro yo verdadero?

Nuestro yo verdadero es lo que realmente somos cuando dejamos ir todas las historias, etiquetas y juicios que hemos puesto sobre nosotros mismos. Es lo que naturalmente somos sin las máscaras y las pretensiones. Es lo que realmente somos cuando dejamos caer al suelo las capas que hemos asumido. Jugamos roles para encajar en la sociedad y suprimimos nuestra verdadera naturaleza por miedo a lo que otros piensan.

Si, si… todo esto suena un poco complicado, pero si te paras a pensar y a analizarte todo cobra sentido. Si te fijas en los niños pequeños te darás cuenta de lo libres que son y lo poco que les importa lo que la gente piense de ellos, son felices en el momento. No les importa si la gente piensa que son tontos mientras disfrutan jugando y haciendo sus pequeñas travesuras. Si quieres entrar en contacto con tu niño interior, hazte más libre, juega, diviértete, ¡Disfruta del momento!

¿Qué nos hace actuar en contra de quien realmente somos?

A veces no nos damos cuenta de la cantidad de pensamientos negativos que corren por nuestras mentes. Después de un tiempo, nuestra realidad comienza a tomar forma sobre la base de todos estos patrones de pensamiento condicionados.

Tenemos muchísimas creencias inconscientes que hemos asumido a lo largo de los años que probablemente nos fueron transmitidas de otras personas y que creemos que dictaminan quienes somos. Hay que intentar ser más conscientes de nuestros pensamientos y abandonar las viejas creencias, esto revela nuestra verdadera naturaleza y nos ayuda a ser más felices con nosotros mismos.

¿Por dónde empezar?

Debemos dar el primer paso para conocer, abrazarnos y aceptarnos a nosotros mismos, con todas nuestras faltas e imperfecciones. Debemos aprender a ver nuestro propio valor sin intentar emular demasiado a los demás, creer en nosotros mismos.

Hoy en día las nos enfrentamos a mucho stress social. Estas tensiones pueden derribarnos o hacer que construyamos muros alrededor nuestro que son tan densos que ni siquiera nuestros amigos, parejas e hijos pueden entrar. A veces ni nosotros mismos somos conscientes de que estos existen.

Cuando tenemos el coraje de conocernos, dejar caer los muros y abrazarnos a pesar de nuestras fallas, también abrimos la puerta para conectar de una manera más cariñosa, empática e íntima con los demás.

Te puede interesar:

¡Compartir es amar!